Y si nos ponemos de obscenos?

Cómo explicar el placer que me proporciona tu cuerpo.
Cómo explicar que de tus clavículas a tus caderas hay 78 besos.
Cómo explicar el placer de morderte el labio y estirar plácidamente de el.
Cómo explicar la dicha de tus manos jalando con nervios mí pelo mientras mi boca se come tu entrepierna.
Cómo explicar que te tiemblan las piernas y esa sonrisa lasciva de placer.
Cómo explicar la lujuria de penetrarte poco a poco sacarla entera y volver a embestir hasta el fondo.
Cómo explicar tus gemidos muriendo en mi boca y cargados de placer.
Cómo explicar que tu cuerpo es mi infierno y dichoso peco mil veces, con tal de arder en él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s