El vino

He comprobado
que cuando tomo vino contigo, Amor,
me hace daño.
No sé qué es lo que pasa.
Lo he tomado con otras personas
en diferentes ocasiones,
eventos sociales, cenas de trabajo,
reuniones familiares, o simplemente
departiendo con amigos,
y no produce mayor efecto,
lo normal; sonrisas, algo de alegría, espontaneidad,
ganas de pasar un buen rato, todo muy bien.
Pero cuando tomo vino contigo, Amor,
algo extraño sucede, un efecto diferente,
pareciera que hasta el buqué cambia,
algo misterioso, mágico, adictivo.
No sé si es por las sonrisas, o tu mirada al brindar,
o la música que nos gusta y ponemos de fondo,
o porque mi subconsciente sabe
lo que —obviamente— después sucederá.
No sé qué es lo que pasa,
pero cuando tomo vino contigo,
Amor,
me enamoro… Inevitablemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s